Entradas

Jan Alan resume su carrera

Jan Alan resume su carrera
Historias del alma negra

Entrevistas en el camino

Mari Carmen, una bloguera amiga, me hace una entrevista tras casi año y medio después de la última novela.











M.C. -Hola Jan, cuánto tiempo. Mi primera pregunta es obligada. ¿Todo bien a pesar del momento que atravesamos?

Jan -Sí, bueno. La verdad es que todo es extraño, está como parado, y realmente con suerte de que la salud, que ahora parece lo principal, de momento aguanta.

M.C. -Imagino que como muchos escritores has aprovechado este tiempo para escribir. ¿Tienes alguna novela lista para publicar este año?

Jan -No, realmente una novela no. Mi próximo trabajo será una colección de relatos sobre la condición más íntima y oscura del ser humano. Ya tengo la composición hecha y es una colección de todos los relatos que he realizado a lo largo de mis 21 años como escritor. Es verdad que en principio iba a salir en 2020, pero debido a la situación se ha pospuesto.

M.C. -Háblanos un poco sobre ello, ¿y cuándo piensas que puede salir?

Jan -Bueno, como he dicho, es una colección de los mejores relatos, o al menos los que considero que tienen un nexo en común sobre un mismo tema; el lado más oscuro de lo humano. El título es "Historias del alma negra" y estará compuesto por nueve relatos, incluido el primero que hice allá por 1999 y que fue premio especial Villa de Fuente Álamo (Diecinueve días). El último de los nueve lo terminé en marzo del año pasado, justo cuando nos confinaron. Y sobre la fecha de publicación..., bueno, aún no lo sé, porque no quiero sacarlo y que nadie pueda comprarlo físicamente. Puede que en primavera o verano, ya veremos. En cualquier caso este año 2021.

M.C. -Pues deseando poder leerlo. Siempre me sorprendes. Ahora mismo no esperaba relatos. ¿No tienes ninguna novela en mente?

Jan -La verdad es que no. Tengo ideas, pero aún no puedo asegurar que continuaré después de este libro. Para mí es como cerrar un ciclo. Es volver a lo primero que creé. Se cierra una etapa y no sé si seguiré publicando o no. Escribiendo seguro, eso nunca se pierde, porque es mi pasión. Publicar ya es otra historia.

M.C. -Pero qué me dices. ¿Me estás diciendo de que puede ser tu último libro?

Jan -Pues dependerá de muchas cosas, pero es posible que en papel así sea. Necesitaba sacar estos relatos, muchos de ellos presentados a concursos y con buenas críticas por parte del jurado, pero que nadie ha leído aún. Quería cerrar el círculo. Son ya más de veinte años escribiendo.

M.C. -Pues me quedo de piedra. Espero poder seguir disfrutando de tus historias, algunas podrían haber triunfado, pero ésa es mi opinión. En cualquier caso, te deseo lo mejor, hagas lo que hagas.

Jan -Pues gracias. Lo de escribir no lo dejaré, pero cada vez veo más difícil vender libros. Somos muchos escritores, y no tantos lectores.

M.C. -Bueno Jan espero pronto poder leer esa colección de relatos que me dices. La idea me parece genial y muy Jan Alan. ¿Tienes clara la editorial?

Jan -En principio sí, pero prefiero que aún no se sepa. Tengo muchas cosas que ver para firmar con una u otra.

M.C. -Pues nada Jan. Mucha suerte y me avisas cuando salga. Ya sabes que la reseña la tienes asegurada. Un abrazo y hasta pronto.

Jan -Gracias. Serás de las primeras en tener una copia. Un saludo.


Noviembre 2019. Kiko Prian nos desvela cosas de mi última novela "El camino del lobo" y próximos proyectos.



- La primera pregunta es: ¿cómo surgió la idea de escribir “El camino del lobo?

Bueno, realmente empezó siendo un relato más corto de lo que al final salió. Se me ocurrió cuando vi en algún canal documental la historia de María la Lobera, una mujer errante y solitaria que siempre aparecía rodeada de lobos, a los que cuales se decía que dominaba. Los lugareños de esta región del norte de España decían que era bruja, incluso los más atrevidos aseguraban que podía transformarse en una loba. Esta leyenda inspirada en un personaje real dio pie al relato y después a la novela corta de El Camino del lobo.


- Entre lo que aparece en el libro es la leyenda del séptimo hijo. Para quiénes no se hayan leído todavía “El camino del lobo”, ¿puedes explicar en qué consiste esta leyenda?

Nunca ha dejado de asombrarme la superchería de la gente respecto a cualquier cosa, y lo sobrenatural más aún. La leyenda dice que un séptimo hijo varón se podrá convertir en un lobizón (hombre lobo) si se dan unas premisas mágicas concretas, y si es mujer se convertirá en bruja. Puede que la leyenda naciera con la colonización de américa, pues nació allí en Sudamérica y se mezcla después con la creencia del licántropo europeo.


- ¿Quiénes eran los licántropos?

Hombres mitad bestia, mitad humanos. Se dice que el efecto de la luna es en ellos más profundo, hasta el punto de provocarle el cambio físico. Es la metamorfosis del hombre en bestia.


- En esta novela corta nos topamos con el personaje de Fermín. ¿Qué destacarías de este personaje?

Pues yo diría que es la víctima. Es el séptimo hijo de una familia de diez y encima en un ambiente rural y con escasez de recursos. La víctima ideal en un lugar del norte de la España de finales del siglo XVIII.


- ¿Hay algo de Jan Alan en Fermín o sois totalmente diferentes?

Para nada, no tiene nada que ver. De hecho, puede que sea de esos personajes que menos tienen que ver conmigo. Es por eso que tampoco está escrito en primera persona, sino con un narrador externo, como quien nos cuenta una historia, una especie de cuento.


Logotipo de la Editorial Hennley.
- “El camino del lobo” está editado por la editorial Hennley, ¿cuánto tiempo transcurrió desde que finalizaste la escritura del libro hasta que salió publicado?

Bueno, en realidad era un relato que tenía escrito desde hace 5 o 6 años, y que retomé y desenterré con algunos arreglos para la edición. Esos arreglos me llevarían unos 3 o 4 meses tan solo antes de la publicación por Hennley.


- “El camino del lobo” salió relativamente hace poco tiempo. ¿Cómo ha sido la acogida entre los lectores? ¿Qué te comentan los lectores de “El camino del lobo”?

Ha sido muy buena, a mucha gente les encanta ver un libro corto que poder leerse en dos días, y éste es así. Corto, directo e intenso. De hecho, la primera edición se acabó hace muy poco tiempo. En cuatro meses.


- El otro día, echando un vistazo por las redes sociales, vi que ya ha salido la 2ª Edición de “El camino del lobo”. ¿Te esperabas el éxito de “El camino del lobo? Desde SuperLectorAlfa deseo felicitarte por esta 2ª edición.

Muchas gracias Kiko. No, en realidad creo que la gente tiene más facilidad por los libros cortos que largos. Su precio más reducido y que se puede leer en un corto espacio de tiempo hace que también se venda más. Ha sido un poco de sorpresa, sí.


- ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto literario o has tomado un pequeño parón?

Estoy arreglando lo que será una colección de relatos desde mi primer relato hace ahora 20 años, hasta el último escrito hace medio año. Quiero que mi próxima obra sea una colección con los 8 o 9 mejores relatos de mi trayectoria literaria. De hecho, creo que sería el colofón perfecto para terminar con mi primera etapa como escritor. Después de eso sí que me tomaré un tiempo indefinido antes de continuar.


- Desde tu punto de vista, los colegios, ¿fomentan correctamente la lectura o el fomento de la lectura es algo que deben mejorar?

Creo que se debe claramente mejorar, además de que los libros son prácticamente los mismos año tras año. Es verdad que algunos son clásicos, pero pienso que si no cambias un poco, no te actualizas… Al niño de hoy en día es complicado engancharlo a la lectura. Aunque también pienso que los niños hacen principalmente lo que ven en casa. Si un niño ve que sus padres no tocan un libro, difícilmente ellos cogerán ese hábito.


- Para finalizar la entrevista, la gente que la haya leído y que quiera adquirir algún ejemplar de la novela de la que hoy hemos estado hablando, ¿de qué forma pueden hacerlo?

Actualmente se encuentra en librería Centro, librería Alcaraz y librería papelería Don Bosco. Las dos primeras en Cartagena y la última en Los Dolores. También me pueden mandar mensaje y yo mismo se lo haría llegar. Y también, por supuesto, en la web de editorial Hennley https://hennley.com/catalogo/el-camino-del-lobo  Tanto en papel como en digital, que estos días tiene un precio de 1,99 €.


Muchas gracias de nuevo. Desde SuperLectorAlfa te deseo la mayor de las suertes de cara al futuro y que sigas escribiendo para hacernos disfrutar a los lectores. Ha sido un placer tenerte de nuevo en el blog.
Un placer igualmente. Gracias por todo lo que estás haciendo por la literatura, Kiko.



Marzo 2019. Mari Carmen nos devela en exclusiva los secretos de la nueva novela de Jan Alan, "El Camino del Lobo".


M. C. Pregunta: En primer lugar saludarle, y me gustaría saber si hay también un cambio de editorial y por qué.

J. A. Respuesta: Buenos días también a ti. Sí, "El camino del lobo" saldrá con la editorial Hennley, una editorial joven y creo que con gran futuro. El por qué es muy sencillo, conozco al editor y esto es más como una apuesta personal, un empujón a su proyecto. Creo que el tema del diseño de portadas está últimamente muy infravalorado y en Hennley ese aspecto se cuida especialmente. Por lo demás, bueno, pues no pensaba sacar nada ahora, pero me he visto en la oportunidad y tenía ese antiguo relato ya almacenado 5 o 6 años, y tras retocarlo un poco he pensado que claro, que por qué no.

M. C. Pregunta: Veo que me has quitado la siguiente pregunta, pero bueno. Te iba a preguntar sobre la nueva obra, pero te me has adelantado. Entendiendo que no tenías intención de publicarla... ¿se puede eso interpretar como que no estaba al nivel de las anteriores? Según tengo entendido ibas a publicar ahora, este año, una colección de relatos acumulados en los últimos años. ¿Es así?

J. A. Respuesta: Bueno, respondiendo a la primera cuestión no se trata de si tiene o no el nivel, porque eso nunca se sabe. No iba a publicarla porque es una novela corta, 100 páginas o así, y sí es cierto que lo del libro con mis mejores relatos aún está en marcha y me gustaría publicarlo durante este año. Esta obra no paraliza la otra, es como un añadido, un paréntesis, por decirlo de alguna manera.

M. C. Pregunta: La pregunta es obligada; ¿qué es "El camino del lobo", de qué trata? Háblanos un poco de ella.

J. A. Respuesta: Como he dicho anteriormente viene de un relato largo, si se le quiere llamar así, y se presentó a un concurso de relatos de terror acontecido en Asturias o Cantabria, ahora no recuerdo. El caso es que no gané, pero siempre me gustó como quedó, y cuando mi amigo me enseñó el diseño de portada, o posible diseño de portada, me decidí a retocarla un poco más y convertirla en novela corta, cuento, o bueno... Creo que es cuestión de que cada uno la interprete a su manera.
De lo que trata es fácil, de la licantropía, como su título indica, pero no de un modo convencional, porque como ya sabes ese no es mi estilo. Lo hago desde el origen de la leyenda, y mezclando también la leyenda sobre la maldición del séptimo hijo con los licántropos. También está contado desde el lado más 'humano' de la bestia, y de si se interpreta como don o una maldición.

M. C. Pregunta: Parece interesante. ¿Y para cuándo estará en las librerías?

J. A. Respuesta: Creo que para abril, antes del día del libro estaría bien.

M. C. Pregunta: Bueno, pues suerte, y estaremos atentos para comentarla en cuanto podamos leerla. Gracias, y un fuerte abrazo.

J. A. Respuesta: Igualmente.


Noviembre 2017. Kiko Prian nos desvela cosas de la carrera prolífica de Jan Alan, presentando además a Rowie, su novela más ambiciosa.



1. Esta es una pregunta que suelo hacerle a todos los autores que han pasado por SuperLectorAlfa y es, de pequeño, ¿te gustaba leer o era algo que te aburría y pasabas el tiempo libre desarrollando otras actividades de ocio?

Resp. Realmente ya leía las aventuras de ‘los cinco’ cuando no tenía más que 6 o 7 años, después es verdad que lo dejé un poco, hasta yo diría que cuando descubrí “El Hobbit” y “El señor de los anillos” de J. R. Tolkien. Aquello me marcó, después llegaron las novelas de J. J. Benitez con los “Caballos de Troya”, que ante todo me impresionó mucho el primero. Cuando ocurría eso tendría unos 20 o 21 años. Y cada vez fue a más. Ahora suelo leer unos 30 o 40 libros al año.

2. ¿En qué momento dijiste de empezar a escribir para ser leído por la gente?

Resp. Realmente fue cuando me trasladé a Barcelona por motivos de trabajo. Ocurrió un hecho trascendental que lo cambió todo, y fue que se nos rompió la tele en el piso que compartía con dos gallegos más. Nadie quería gastarse nada, y así estuvimos hasta que conseguí cambiarme de piso. Eso fue unos 8 o 9 meses. En ese tiempo no sólo leía mucho, sino que también me entró la necesidad de expresar lo que la soledad me empujaba a hacer. Al principio creé una revista en la empresa en la que trabajaba, una revista con artículos y pequeñas historietas, todas firmadas por mí. Gustó tanto que me animé a empezar una novela, aunque jamás lo hiciera pensando que fuera a publicarse. De hecho la dejé a medias un año después, y no la continuaría hasta que alguien me animó a que podía publicarse. Ahí fue donde nació “El Apóstata”, mi primera novela.

3. Naciste en Cartagena, la Cartagena de tu infancia, ¿ha cambiado mucho hasta la Cartagena actual?

Resp. Depende de a lo que se llame mucho. Hay cambios, aunque no siempre han sido para mejor. Creo sinceramente que aún se desaprovecha todo el potencial de una ciudad portuaria y milenaria como Cartagena. No se trata de que cada verano lleguen más cruceros o no, se trata de cuidar el patrimonio histórico, y creo que ahí no se hace todo lo que debería hacerse. Una prueba son otras ciudades con huellas romanas, y cómo están allí conservadas.

4. ¿Qué recuerdos tienes de tu etapa como estudiante de Publicidad y Marketing? ¿Qué asignatura era tu preferida?

Resp. Por supuesto la creatividad. Si me gustaba la publicidad era por la creatividad. No sé si hoy sigue siendo una asignatura o no.

5. Después de eso tuviste que irte a Barcelona, ¿qué motivó tu mudanza de Cartagena a Barcelona?

Resp. Algo tan fundamental como el trabajo. Cuando terminé de estudiar publicidad, sólo conseguí hacer prácticas en una agencia publicitaria del centro, ahora desaparecida. Entonces un amigo de mi padre se iba como director a una empresa proveedora del grupo Seat, y sin consultarme siquiera me concertó una entrevista. Fue la mejor época de mi vida, y la que hizo que después quisiese escribir. Sin la revista “D-GeneraciónX” y su éxito, creo que jamás se me hubiera ocurrido sacar nada publicado, porque no pensaba que valiera para eso.

6. ¿Por qué firmas tus libros con el pseudónimo de Jan Alan? ¿A qué se debe ese pseudónimo?

Resp. Es la pregunta que más veces me han hecho en entrevistas, pero fue sencillamente porque mi primer relato que hice lo mandé a concurso, al Premio Villa de Fuente Álamo, y no se podía firmar si no era con pseudónimo, aunque después tuvieras la plica con tus datos reales y todo eso. Al ganar el Premio Especial (que creo se inventaron porque hubo un empate técnico para ser el ganador) pues consideré que era bueno quedarme ya con ese pseudónimo, que además representa mi nombre un poco abreviado. Jan de Juan, Al de Alfonso, y A del apellido (Aparicio). Lo de la N era algo coherente con el resto. De ahí lo de Jan Alan.

7. ¿Quién te inculcó la pasión por las letras?

Resp. Nadie en concreto. Creo que J. R. Tolkien y J. J. Benitez. Fueron quizá las novelas que marcaron mis inicios como lector, aunque después he leído de todo. También soy muy fan de Stephen King, del que he leído ya unas 23 o 24 novelas.

8. ¿Te acuerdas del primer libro que cayó en tus manos o uno de los primeros?

Uno de los primeros libros que se leyó
el autor.
Resp. Sin contar con esos libros infantiles de los “Cinco”, que he mencionado antes, creo que el primero que llega a mi memoria fue el de “Un mundo feliz” de Adoux Huxley, cuando apenas tenía 14 años y era como trabajo en el instituto. Pensaba que no me iba a gustar, pero terminó enganchándome.

9. En el año 2007 hiciste tu debut como escritor con "El apostata: El complot", ¿cuánto tiempo te llevó escribirlo?

Resp. Con ese libro realmente no puedo calcular el tiempo que me llevó porque como he dicho en otra pregunta anterior, lo dejé a medias. No pensaba publicarlo nunca, no creí que fuera a ser posible, ni que realmente lo necesitase. Después de varios relatos, y de la acogida de los mismos entre mis amigos, me animaron a continuarlo, pero entonces ocurrió que el ordenador se rompió y perdí una buena parte cuando ya estaba a punto de terminarlo. De modo que por eso lo terminé dividiendo en dos partes, aunque originalmente iba a ser sólo una. Al principio estuve con él unos 6 meses, después volví a cogerlo cinco años más tarde, y estuve otros 6 meses. Cuando lo publiqué no me exigí mucha profesionalidad. Realmente lo hice para tener unos pocos ejemplares que me recordaran mi época de Barcelona, porque de hecho el protagonista nace allí.

10. ¿Nos puedes contar, sin desvelar la intriga, algunas cosas a las que tienen que hacer frente los protagonistas?

Resp. “El Apóstata; el complot” nace con la idea del fin del milenio. Cuando empecé a escribirlo se decía de todo sobre el fin del mundo cuando llegara el año 2000, y leía demasiadas revistas que terminaron trastornándome un poco la cabeza. La historia narra cómo sería la nueva venida de Cristo en los tiempos actuales, y nacido además en Barcelona. Y la intriga de cómo la propia Iglesia intenta acabar con él, porque de hecho si Jesucristo fue en su día un apóstata para los judíos más ortodoxos de la época, este nuevo Cristo, Saúl, lo sería también para los católicos. Se acabaría la era de piscis, que simbolizaba con los peces Jesucristo, y nacía la era de Acuario, simbolizada con el aguador, y que sería la era de Saúl Pons, el protagonista.

11. Un año más tarde salió la segunda parte de "El apostata", llevando como segundo nombre "Saúl", ¿por qué surgió una segunda parte de "El apostata"? ¿Como fueron las ventas de esta colección?

Resp. Por lo que he contado antes. Iba a resultar larga, se perdió parte, y no tenía el mismo empuje ni la forma que hacía 6 años cuando la empecé, entonces decidí, sobre todo por ahorro, partirla en dos, pero básicamente es la misma historia. Se llama Saúl porque ahí el protagonista es él, ya es adulto. En la anterior, hay una organización que trata de salvarle la vida, como una especie de secta mesiánica que contrata al protagonista, un detective privado, para salvaguardar la vida del niño Saúl. Hay continuas referencias a la Biblia.

Y las ventas de la primera parte fueron mucho mejores que la segunda, por eso no he vuelto a partir ninguna novela más. La primera he tenido que hacer hasta tres reimpresiones, y hasta la llegada del quinto libro, había sido mi libro más vendido.


12. En 2009 salió "Creo que estoy muerto", la trama de este libro, ¿en qué lugar se sitúa?

Resp. Pues en esa época trabajaba en San Javier, y parte de los escenarios los sitúo allí. Es el libro más complicado que jamás he escrito. Tiene dos partes claramente divididas, y básicamente empieza como terminarían otros… Es decir el protagonista empieza por el suicidio, y desde un lúgubre ‘más allá’ descubrimos cosas de su vida.

13. El protagonista pasa por momentos bastante duros, ¿cómo es su día a día? El círculo de amistades del protagonista, ¿cómo es?

Resp. Desde luego es muy duro, habla sobre la locura, adicciones peligrosas, y familias desestructuradas. Hay una médium que supone la única conexión lógica con la realidad que tiene el lector. No se puede contar más sin descubrir su trama, y desde luego sorprende. Según mucha gente es mi libro más original.

14. Un año más tarde, es decir, en 2010 publicaste "Malicia", ¿se encuadra dentro del género negro? Porque en "Malicia" se comenten diversos crímenes, algunos desvelados y otros no.

Resp. Podría decirse que “Malicia” es la única novela propiamente negra que tengo entre mi bibliografía, aunque no será la última. Es un género que también me gusta, aunque de momento no me he planteado ninguna saga de casos policiales con un protagonista claro en ellas.

15.  ¿Qué características tienen los protagonistas de "Malicia"?

Resp. Pues aunque pueda sonar un poco raro quien investiga no es un policía, de hecho es una chica periodista. Tiene un curioso encargo, y aunque el criminal está encerrado, la inquieta que le cuente delitos que ni siquiera la policía conoce. No desea hablar con nadie, ni ser grabado, a no ser que sea ella. Además transcurre entre el pasado y el presente, y hay otros personajes que serán fundamentales conforme se vayan desvelando incógnitas.

16. ¿Cómo hacías para publicar un libro al año, desde 2007 hasta 2010? ¿Cómo te organizabas el tiempo? Porque escribir un libro o publicar un libro al año no siempre es fácil.

Resp. Bueno…, básicamente porque cuando publiqué “El apóstata”, ya estaba escribiendo “Creo que estoy muerto”, aunque en ese momento aún no tuviera ese título. Digamos que no es real que escribiese un libro al año, ya tenía dos libros de ventaja cuando llegó ese mes de mayo de 2007.

17. Después del 2010 te tomaste un tiempo hasta 2013 sin publicar ningún libro, durante este tiempo, ¿escribías o, efectivamente, estabas descansando para poder seguir escribiendo?

Resp. Si te soy sincero fue porque terminé mal con la editorial, que en ese momento era Atlantis, con sede en Madrid. Eso me hizo perder la fe, y pensé que ya no volvería a editar ningún libro más, que no merecía la pena. Pero sí seguía escribiendo, de hecho “El testamento de Atlantia” la terminé a mediados de 2012, pero la guardé para mí, o quizá para enviarla más adelante a una editorial tradicional.

18. En 2013 salió "El testamento de Atlantia" (abro paréntesis para decirte que el libro le gustó al hijo de una conocida mía), con editorial distinta, ¿por qué ese cambio de editorial?

Resp. Por lo que te comentado en la anterior pregunta. Terminé muy quemado con Atlantis, que tampoco era mi primera editorial, sino la segunda. La primera le faltaba profesionalidad, y Atlantis terminó siendo un fraude. Fue entonces, de pura casualidad cuando me encontré con las ofertas increíbles de Círculo Rojo, y no me lo pensé mucho. De hecho, siempre les estaré agradecido por el trato que me han dispensado en esos dos libros.
Y me alegra que le haya gustado al hijo de tu amiga. De hecho, creo que es la más juvenil de mi repertorio.

19. La historia de "El testamento de Atlantia", ¿transcurre solamente en la zona de Estambul o aparecen más lugares en la novela?

Resp. Muchos más lugares, de hecho me llevó mucho más tiempo la fase de documentación que el escribir la propia historia. Creo que recorre todos los continentes, menos el de Oceanía.

20. ¿A qué se deben enfrentar los personajes?

Resp. Al descubrimiento, por casualidad, en Estambul de restos que provienen de la antigua Biblioteca de Alejandría, la más grande del mundo antiguo. Allí descubren algo que cambiará no sólo sus vidas, sino los libros de historia. El relato real de los últimos días de la isla continente de la Atlántida, cuya capital era Atlantia. Demostrarlo no les será fácil, porque ese conocimiento puede alterar incluso a varios estamentos religiosos. Es un libro muy dinámico, y podría considerarse de aventuras.

21. Después vino, en 2015,  "El creador de historias", ¿cuánto tiempo te llevó escribirlo?

Resp. Creo que algo más de cinco meses, puede que seis. Era el que menos documentación necesitaba. Tiene pocos personajes, y es el primero y único que se desarrolla principalmente en mi propio barrio de Los Dolores.

22. ¿Qué hace el protagonista para ganarse la vida?

Resp. Escribe en una gaceta semanal, y alguna columna pequeña en un periódico local, hasta que un escritor famoso, medio retirado, que había alcanzado la fama en los años 90, le contrata para escribir su biografía. El viejo tiene una enfermedad degenerativa, y se fija en él por una crítica que le había hecho a su última obra. Es un thriller más atmosférico, y hasta ese momento el que mejor crítica ha tenido de todos.

23. Y en 2017 se publicó con Malbec Ediciones, "Rowie (crónica de un vampiro psíquico)", ¿cuánto tiempo te llevó a escribirlo? 

Resp. Casi dos años, realmente es el más largo de todos mis libros, y para mí es especial por muchas razones, aunque ¿qué voy a decir yo siendo mi último libro? El tiempo me dirá si es el mejor o no para el resto de lectores. Para mí desde luego sí.

24. Para el protagonista del último libro que has escrito, llamado Rowie, ¿te has basado en alguna persona real o imaginaria?

Resp. Es ficticia, aunque hay ciertos tintes verídicos sobre algún psíquico que posee dones tan espectaculares, que los servicios de inteligencia de países como Rusia (antigua URSS), o Estados Unidos, digamos que los reclutaban un poco forzados. En ese aspecto podría decirse que es veraz, aunque la historia va más allá de eso. Eso es sólo una pequeña parte.

25. Tengo el honor de haberme leído, durante estos días, el libro de "Rowie" y me ha llamado la atención que a determinadas personas que están cercanas al protagonistas les pasa cosas malas y a otras no, ¿por qué a unas personas sí y a otras no? (Tengo que decir que el libro "Rowie (crónica de un vampiro psíquico)" me enganchó y, en definitiva, os lo recomiendo).

Resp. Ese es uno de los dilemas del protagonista, que lo cuenta todo en primera persona. Realmente depende de sus estados de ánimo, y de cómo reaccionamos el resto de nosotros a otras personas. Hay una relación invisible que aún hoy no sabemos interpretar, porque se desconoce mucho de la mente humana. Es como preguntarte a ti mismo por qué alguien al que acabas de conocer te cae bien, y otro te cae mal, y supuestamente no los conoces de nada. Eso ocurre, a mí me pasa, e imagino que a todo el mundo. Es la misma pregunta que me acabas de hacer. ¿Por qué? Pues porque no conocemos la interconexión mental que existe entre todos nosotros. Desconocemos por qué existen los vampiros psíquicos, y por qué afectan a algunas personas y a otras no. Realmente no se sabe, es algo que aún hoy no tiene una clara respuesta.

26. De los 7 libros que ya has escrito, ¿cuál de ellos te ha supuesto un mayor esfuerzo?

Resp. Desde luego este último, pero básicamente porque me exijo más a mí mismo. No me vale cualquier cosa, cada vez tiene que ser mejor. El primero lo veo ahora como muy verde, no lo maduré lo suficiente, aunque la idea fuera muy buena, y gustó a mucha gente, pienso que ahora mismo sería totalmente diferente. Cada uno es distinto, tiene su público. Creo que ha habido gente que me ha dicho que su favorito ha sido el tercero, otros el primero, otros cuarto, el quinto, el sexto, e incluso un amigo que acaba de leerse este último dice que sin duda éste de Rowie.

27. ¿Qué ha sido lo mejor que te ha pasado desde que estás en el mundo literario? ¿Y lo menos bueno?

Resp. Lo mejor sin duda es cuando te felicitan, cuando alguien se ha emocionado o enganchado a algún libro tuyo. El reconocimiento a tu tiempo invertido es lo que para mí sin duda es lo mejor. Que alguien haya disfrutado con una historia que nace de ti… Eso no tiene precio.
Y lo peor… Pues lo que vas conociendo de este mundillo. Es verdad eso que dicen que es un mundo de lobos. Es difícil ver a otros colegas apoyando en una presentación a otro escritor, es como si hubiese una especie de competición para ver quién atrae a más gente o vende más. Si hubiera más unión, pienso que nos beneficiaríamos todos. Porque no se compite con el que está a un nivel similar, sino con las grandes campañas de autores extranjeros que es todo marketing, y la mayoría de las veces esos libros no son tan buenos como nos los venden. Si nos creemos inferiores a ellos, seremos inferiores, y seguiremos pensando que nuestro rival es el vecino que también le ha dado por escribir.
Creo sinceramente que hoy en día el problema es que hay más escritores, por la facilidad de edición, que lectores, y eso acaba por diluir lo que se crea. Digamos que no tiene mérito alguno. Y sí que lo tiene.

28. ¿Qué género literario es tu preferido? ¿Por qué?

Resp. Me encantan las novelas de suspense. Pueden ser novela negra estrictamente o no, pero también me gustan las novelas de fantasía, las novelas históricas, las de terror, de ciencia ficción,… No tengo un género literario preferido, me gustan libros de cada género literario. Prefiero incidir en el libro en cuestión, y no de qué género sea. No me gustan las etiquetas.

29. ¿Quién o quiénes son tus referentes en el mundo literario?

Stephen King, autor de referencia de Jan Alan.
Resp. Sin duda mi primer referente es Stephen King, es el maestro. También empecé con Tolkien, y al principio me gustaba Benitez, pero hace tiempo que no saca nada más o menos decente. Me gustan muchos autores, como Carlos Ruiz Zafón, Matilde Asensi, Dolores Redondo, y algunos más que ahora no recuerdo. Me baso, como he dicho antes en libros.

30. Si te dieran a elegir entre un libro en papel y otro en formato digital, ¿con cuál te quedarías?

Resp. El papel por descontando, aunque voy leyendo en los dos formatos. Leo más rápido en digital que en papel, pero tener la portada, y poder oler a libro… eso no tiene comparación.

31. ¿Qué consejo le darías a aquellos que quieren empezar a dar sus primeros pasos en el mundo literario pero que, por diversos motivos, todavía no se atreven?

Resp. Pues que lo intenten, no hay nada que temer. Si uno tiene una historia, tiene que contarla. Lo que sí le aconsejaría es que lo hiciera por vocación, porque realmente le guste escribir. No es un negocio, no se gana dinero con esto. Si el que lo hace se piensa que puede vivir de esto, entonces está muy equivocado. Tiene que ser pasión, que le encante, entonces quizá algún día todo dé sus frutos, y quién sabe… Hasta puede triunfar. El éxito es un enigma en este mundo.

32. Para terminar la entrevista (perdón por la extensión), la gente que haya leído esta entrevista en SuperLectorAlfa y que quiere conseguir algún ejemplar de los 7 libros que has escrito, ¿de qué modo lo pueden adquirir?

Resp. De mis últimas obras hay ejemplares en las principales librerías de Cartagena, excepto en El corte inglés y Casa del libro (el de Rowie sí estará allí a partir del domingo 5 de noviembre por la firma de ejemplares a partir de las 18:00), porque allí funcionan de otra manera, y lo tendrían que pedir, pero lo más rápido y sencillo es ponerse en contacto conmigo mediante mi blog;http://laobradejanalan.blogspot.com.es/ Y yo se lo acercaré, o mandaré, encantado.

Muchas gracias por aceptar la entrevista y desde SuperLectorAlfa te deseo lo mejor de cara al futuro y espero que sigas escribiendo más libros.
Gracias a ti, Kiko. Espero que sigas con esta magnífica labor al servicio de este complicado mundo.




Septiembre 2017. Jan Alan nos acerca un poco a Rowie, su novela más ambiciosa.



Mari Carmen se cuela de nuevo en el preestreno de la próxima novela de Jan Alan.
 

P.- Para empezar, contéstame ¿por qué otra editorial, y cuál es?
R.- Es verdad que parece como una maldición o algo parecido. Tras dos títulos cambio de editorial, pero no es un propósito caprichoso ni nada por el estilo, es por ver si puedo llegar a más gente, vender más. Circulo rojo estaba bien, pero no dejaba de ser una editorial de autoedición. Malbec, que así se llama la editorial, es otra cosa. Para empezar está aquí en Cartagena. Es verdad que tampoco es conocida, incluso menos que circulo rojo, pero conozco a otros escritores de la firma y les va bastante bien. Luego también está el hecho de la distribución, esencial si quiero crecer. En este caso Taller de prensa, también de aquí de Murcia, puede ser una buena solución.

P.- Y ahora háblanos un poco de esa 'Rowie, crónica de un vampiro psíquico'.
R.- Bueno, para empezar es la más extensa de cuantas he hecho, y también pienso que la más completa. Es la vida de un psíquico, un irlandés que a los 7 años se traslada con su familia a EEUU y allí nos narra su vida en donde hay de todo, desde extrañas muertes, conspiraciones, amores casi platónicos e imposibles, etc... La resumiría, y no está hecho a propósito, como una mezcla de todas las demás novelas anteriores. Tiene algo propio de 'El apóstata', el tema psicológico como en 'Creo que estoy muerto'. Pinceladas de novela negra como es 'Malicia', aventura y viajes por el mundo como 'El testamento de Atlantia', y quizá la madurez reflexiva de 'El creador de historias'. No está pensado con ese propósito, simplemente la historia fue haciéndose a sí misma.


P.- ¿Cómo nació la idea? Parece interesante, pero quizá un poco difusa, por lo menos no es algo concreto.
R.- No claro. Algo concreto es cuando el tema gira sobre un hecho concreto, Rowie, sin embargo, es la vida de un psíquico desde su nacimiento. La idea nace sobre las incógnitas del cerebro, y sobre si algún día cercano el ser humano da un nuevo paso evolutivo y cambia radicalmente el uso que ahora hacemos de nuestras capacidades mentales. Rowie podría considerarse como post-humano. Y lo que le supondría en la vida normal de hoy en día. Las dificultades que tendría en una vida como la actual serían infinitas, y se muestra un ejemplo de lo que podría ser.

P.- También creo que el amor es más importante aquí que en cualquiera de tus otras novelas, ¿no es así?
R.- Bueno sí, en la anterior 'El creador de historias' ya había cierta historia de amor, pero aquí llega a ser consustancial con la historia, aunque que nadie se asuste porque no es una historia de amor. Es como cuando uno sabe que se ha enamorado pero al mismo tiempo piensa que ese tren pasó demasiado deprisa y se le ha escapado. Luego la vida da muchas vueltas, y nunca sabes por dónde va a salir de nuevo. Es como la vida misma. Quiero que el lector sienta la misma frustración, e ilusiones, que el protagonista. El final, como ya sabes, no lo voy a desvelar, habrá que leérsela.


P.- Eso dalo por hecho, lo estoy deseando. Es una de las pocas veces en que disfruto leyendo una historia, y si no me gusta también te lo diré, ya lo sabes. Y dime... ¿por qué un personaje en un lugar de fuera de España, por qué no aquí?
R.- Porque salió así, es más creíble a tenor de ciertos acontecimientos e investigaciones de la historia que se produzca en Estados Unidos y no en España. Además..., me encanta las posibilidades de visitar a través del libro otros países, otros escenarios. Creo que no encajaba en España esta historia. El personaje es un poco ese personaje solitario que no es tan lejano a la realidad. De hecho ha habido psíquicos que han trabajado para agencias de su país. Básicamente es una crítica para quienes creen que por el hecho de ser diferente ya debes de llevar una vida diferente. No tiene por qué, tú debes elegir, y si no lo haces, en el fondo es como estar secuestrado. Casos como el de Rowie se han dado en la vida real. No se piense el lector que es ciencia ficción, ni nada parecido.


P.- ¿Y para cuándo saldrá a la venta?
R.- Ahora mismo no lo sé, creo que a lo largo de octubre. Al cambiar de editorial se ha hecho un proceso más largo. El libro en sí lleva escrito desde principios de 2015.

P.- ¿Cómo ves ahora el mercado literario en España? ¿Crees, por ejemplo, que el hecho de que haya alguna librería más en tu ciudad ayuda, o es sólo una coyuntura pasajera?
R.- Realmente lo veo mal, pero no por el hecho de que no haya escritores y novelas buenas que salen diariamente en los cientos de editoriales de todo tipo que existen, sino porque está llegando a un punto en el que se diría que la oferta supera a la demanda, es decir que hay más escritores que lectores, y eso no es bueno. No para los que queremos hacernos un pequeño hueco en este complicado mundo. No puedo criticar a esas editoriales de autoedición porque yo mismo me he beneficiado, y probablemente jamás habría editado de no ser por ellas, pero también tiene una vertiente negativa, y es que, hoy en día, cualquiera puede ser escritor, y eso contrarresta la calidad de la oferta.

P.- Siempre me sorprendes estando metido en otro proyecto del que seguro no quieres hablar ahora, pero ¿qué estás escribiendo ahora mismo?
R.- Quiero estar centrado en Rowie, ahora mismo, y durante un largo año, será mi prioridad. He comprendido que si uno no mueve la obra, ésta pasa desapercibida. El sacar libros y más libros no vale la pena si después lo leen cuatro gatos. Ya no tengo ese ansia de antes, no tengo ninguna prisa. Si tardo tres años en hacer algo nuevo, pues que así sea, pero ahora mismo es Rowie, y nada más.


P.- ¿Qué estás leyendo ahora mismo?
R.- Pues ahora mismo estoy terminando la última obra de Carlos Ruiz Zafón, "El laberinto de los espíritus". Me ha encantado esa serie de cuatro libros sobre las intrigas de la Barcelona de la posguerra.

P.- Bueno, pues estoy deseando poder leer ese Rowie, que seguro que me encantará como todos los anteriores. Un fuerte abrazo, Jan.
R.- Gracias a ti, un fuerte abrazo.



Diciembre de 2007

T.N.: Llevas trabajando en la continuación de "El Apóstata"..., ¿cuánto tiempo?

J.A.: En realidad comenzó siendo una sola novela, sin partes, pero se me fue la mano y tuve que improvisar un final para una primera parte y hacer la segunda.

T. N.: Sí, tengo entendido que se te perdió parte de la novela que ya tenías escrita sobre el 2002, y que después de un año, la continuaste, ¿es así?

J. A.: Sí, la verdad es que la idea de "El Apóstata" empezó hace unos nueve años, entonces nunca pensé que saldría a la luz. Y ya ves, dicen que podría ser la epopeya de estos tiempos, que es muy actual.

T. N. : ¿Para cuándo la continuación?

J. A.: No tardará mucho, en tres o cuatro meses. Ten en cuenta que ya estaba escrita, ¿por qué esperar?

T. N.: Me ha dicho un pajarito que ya estás acabando de escribir una historia distinta, una historia que no tiene nada que ver con temas religiosos ni nada de eso. ¿Qué nos puedes contar al respecto?

J. A.: Realmente poco, no me gusta adelantarme a los acontecimientos. Ahora es momento de hablar de "El Apóstata" y "El Apóstata II". Lo otro, ya habrá tiempo.

T. N.: Te aseguro que estaremos esperando atentos. Me agrada que salgan nuevos escritores con talento.

J. A.: Gracias.




Octubre de 2008. Apostado en el camino.

M. C.: ¿Por qué tanto tiempo entre la salida y su presentación?

       J. A.: En principio no pensaba presentarlo, era la segunda parte, no me surgió como la primera vez, y bueno... Creí que en el fondo no sería necesario.

M. C.: Pero luego cambió de opinión, dígame, ¿por qué librería Escarabajal?

      J. A.: Había oído que presentaba libros, que promocionaba sobre todo escritores de la tierra, pensé que poco tenía que perder. Y salió bien, se vendieron sólo cuatro ese día, pero teniendo en cuenta que la gente que vino ya lo tenía... Bueno, fue un reto importante, una grata experiencia.

M. C.: Sí, tengo entendido que Paco Marín, el director de la tertulia Mandarache, fue el que le presentó la obra, ¿se lo propuso usted?

     J. A.: Sí, bueno, yo conocía a Pepe Espinosa, un escritor de mi barrio que estuvo en mi primera presentación en Los Dolores, él me lo sugirió porque me dijo que él estaría muy ocupado. Después resultó todo más sencillo de lo esperado. Fue gratificante trabajar con él, aportó consejos valiosos. Conoce este mundo y digamos que todo salió un poco más profesional.

M. C.: De eso no me cabe duda. Le he visto en La opinión, estará orgulloso, ¿no? ¿Qué le dice su familia?

     J. A.: Orgullosa por supuesto, sobre todo mi mujer. Mi hija es todavía muy pequeña, pero toda una fuente de inspiración. Los demás, pues bueno... Creo que no lo consideran quizá demasiado importante.

M. C.: Bueno Jan, como siempre un placer. Estoy seguro de que seguirá creciendo. Espero ansioso ese próximo proyecto en el que trabajas. Buena suerte.

     J. A.: Gracias, un placer.



Diciembre de 2009, 22 de diciembre.

M. C.: Cuánto tiempo esperando este momento. He de decir que me ha impresionado "Creo que estoy muerto", y muy acertado el título. ¿Se le ocurrió a usted?

      J. A.: En realidad no, en  principio se llamaba "Entre la luz y las sombras", pero sin querer el editor José me lo brindó en su comentario sobre la obra. Sí, la verdad es que también me gustó, por eso lo cambié.

M. C.: Más de un año, ¿estaba premeditado?

     J. A.: No, como bien habrás comprobado ha habido un cambio de editorial, y eso siempre conlleva cierto retraso, de cualquier forma habría salido como muy pronto en septiembre u octubre, esa era mi idea original. Pero está bien. Y muy contento, la crítica está siendo excelente. Las ventas no me puedo quejar, aunque seguro que con el tiempo mejorarán.

M .C.: Seguro. Muy buen libro, y bueno, supone un rumbo totalmente distinto a lo anterior. Este cambio ya lo anunciaste, pero..., bueno, no deja de sorprender. ¿Alguien te ayudó a cambiar de guión?, ¿críticas a la saga del Apóstata?

    J. A.: No, para nada. El libro estaba escrito desde el 2007, el cambio de rumbo fue cosa mía. Es como..., bueno, intento experimentar diversos campos. Me apetecía hacer algo de esto, y en fin... Creo que el resultado no está mal.

M. C.: Pero si sigues esta tendencia corres el riesgo de perderte, de no tener identidad. ¿El próximo también será distinto?

   J. A.: Sé lo que quieres decir, pero en cierta forma es lógico, ¿no crees? Estoy empezando, es normal un poco de experimentación. De todos modos no, el próximo está muy avanzado y, bueno, no es como éste, aunque tampoco es como "El Apóstata". Será más comercial, más directo... Bueno, ese será otro tema.

M. C.: Sí, ahora vendrá la promoción de "Creo que estoy muerto", es lo principal. ¿Has hablado de más radio que en el anterior libro?

   J. A.: Sí, esa es básicamente la idea. Saldré en el programa Otros mundos, y bueno, en alguna que otra emisora local de radio.

M. C.: Espero que tengas suerte. El libro me da buenas sensaciones. Estás creciendo. Hasta pronto, Jan.

  J. A.: Gracias, y hasta pronto.


Diciembre de 2010. Una obra impactante.

M. C.: Bueno Jan, menudo libro este "Malicia". He de decir que acabo de terminar de leerlo y me ha impresionado. Creo que es lo mejor que has hecho hasta ahora. Enhorabuena. ¿Cómo nacio "Malicia"?, ¿está inspirado en tu experiencia personal?

  J. A.: Gracias Maria. Sí, estoy orgulloso del resultado final. Siempre es mejorable, pero creo que el resultado es estupendo. Y no ha sido nada fácil. Respecto a tu pregunta te diré que siempre quise realizar un trhiller, soy fan de esas películas de trhiller psicológico, y pensaba que estaría bien ambientarla en mi propia región. Respecto a la otra cuestión..., no, no soy un asesino que ha acabado con nadie.

M. C.: (Risas) Ya me imagino. No me refería a eso concretamente, me refería a que parecía destilar cierto odio hacia tu actual trabajo, ¿te ha inspirado?

  J. A.: Siempre nos inspira lo que nos rodea, y no voy a negar que fue un buen punto de partida, pero el resto es ficción. Siempre tienes que salir de algun sitio.

M. C.: ¿Y cómo fue la presentación?, las críticas imagino que irán llegando, ¿no?

  J. A.: Sí, bueno, realmente no fue tan bien como podía esperar. Es mi mejor trabajo, como has dicho antes, y creía que podía arrastrar a más gente, pero las críticas son excelentes. Todos coinciden en que es mi mejor obra, el problema es llegar a ese público objetivo que disfruta de este tipo de obras. El resultado llegará por sí solo.

M. C.: ¿Decepcionado quizá? ¿Sientes que no te apoyan desde ciertas instituciones que podían hacerlo?

  J. A.: Tú lo has dicho, el problema siempre es la promoción. Es difícil tener ciertos apoyos, y también ha habido gente que quizá me ha decepcionado. En fin..., no desespero y sé que el libro hablará por sí solo.

M. C.: Te encuentro dolido, ¿con alguien en especial?, ¿la editorial?

  J. A.: No, no quiero hablar ahora de eso. Estoy un poco decepcionado y ya está. Si hablo ahora puedo decir algo de lo que puedo arrepentirme. Mejor dejar pasar algo de tiempo. De momento insto a la gente a que lo lea, a que se olvide de quien lo escribe y lea un buen libro de misterio. Porque de eso se trata al fin y al cabo..., de entretener, de pasar un rato divertido o un mal rato (según se mire), y que sea el tiempo el que juzgue el libro.

M. C.: Seguro que acaba reconociéndose. No es porque estés aquí, pero es uno de los cinco mejores libros que he leído este año, y te puedo asegurar que he leído muchos.

  J. A.: Gracias Mari.

M. C.: No, gracias a ti por atenderme. Y no lo dejes, ¿vale? No dejes de crear estas buenas obras. La suerte siempre es de quien la busca, no lo olvides. Bueno, suerte, y nos vemos pronto.

  J. A.: Seguro, y muchas gracias. Siempre es un placer.


Agosto 2013. Tiempo de espera.

M. C.: Bueno Jan, estamos esperando saber de ti. Creo que ha pasado 2 años y medio. ¿Qué es lo que sucede, si se puede saber?

  J. A.: Bueno, la crisis. En definitiva no se trata de que no escriba, porque sí lo hago, aunque no tan a menudo como antes, sino de que no creo que sea el momento de editar. Es sólo una parada para repasar estrategias.

M. C.: Tienes una nueva novela lista, ¿no?

  J. A.: Sí. "El testamento de Atlantia", pero aún no sé si puede salir para este mismo año o al que viene. No es fácil.

M. C.: Imagino que como todo el mundo la crisis también ha afectado, ¿no? Pero dime, ¿se puede saber de qué trata?
  J. A.: Bueno, el título dice mucho, va sobre la Atlántida, pero con un enfoque distinto a los miles de novelas que tratan sobre este mito. Digamos que hay como dos novelas en una, porque uno de los protagonistas es el tradicional arqueólogo o estudioso, pero el otro es un atlante. Es como una historia que se cuenta a través de otra.

M. C.: ¡Vaya!, suena fascinante. Y creo que no te decides por ningún estilo, porque poco o nada tiene que ver con las dos novelas anteriores, ¿no?
  J. A.: Sí, la verdad es que nada. La etapa de la editorial Atlantis fue una etapa más oscura, digamos que era como me sentía entonces, pero creo que con "El testamento de Atlantia" es como una vuelta a esa aventura épica de "El Apóstata". Es como volver a mis orígenes. El próximo seguro que tampoco será igual.


M. C.: Me decías antes que cambias de editorial, al principio era un proyecto privado, un proyecto propio llamado Editorial Valkiria, ¿qué ha pasado? ¿Por qué ahora te decantas por otra?
  J. A.: Verás..., es muy sencillo. El proyecto Valkiria no está abandonado, pero creo que aún no estaba preparado para empezarlo, digamos que me faltaban muchas tablas como editor, y luego surgió Circulo Rojo, una editorial de la que ya había oído hablar. Me gustó su propuesta, su profesionalidad, y que creo que son los líderes de la autopublicación. Pienso que con ellos es una apuesta segura.

M. C.: Sí, también creo que es una buena apuesta. Se esperan varias presentaciones otra vez, ¿no?
  J. A.: Bueno, aún no tengo fecha para la salida del libro, pero sí, lo haré con tiempo y sin prisas. Creo que esta vez puedo intentar hacer 3 presentaciones. Se trata de cada vez vender más y de llegar a más gente.

M. C.: Pues me alegro Jan, me alegro que estés de vuelta y con energías renovadas. Estoy ansiosa por volver a leer un libro tuyo.
  J. A.: Gracias, espero no defraudar.

M. C.: Seguro que no. Hasta pronto Jan.


 
Febrero 2014. Bajo el influjo de los atlantes.

P. M.: ¿Cuándo y por qué comenzó a escribir?

  J. A.: Empecé, más o menos en serio, mientras trabajaba en Barcelona, allá por 1996. Y digo más o menos porque desde pequeño siempre me atrajo el coger una máquina de escribir, un bolígrafo y papel…, lo que fuera, y escribir, inventarme historias que llevaba en mi cabeza. En Barcelona se me ocurrió junto con otro compañero fundar una revista de divulgación interna en la empresa en la que trabajaba. Sólo como distracción. El caso es que esos artículos gustaron y mucho, la gente me animó, y pensé que, dado que pasaba mucho tiempo en soledad, no sólo leería todo lo que cayera en mis manos, sino que también podía escribir una historia. Así fue como comenzó la semilla de “El Apóstata”, mi primera novela. No pensé en publicarla nunca, de hecho pasaron muchos años. Pero ahí estaba el origen, en esos ánimos de la revista, y en que 5 años más tarde ganara un premio literario con el relato “Diecinueve días”. Fue entonces cuando descubrí mi verdadera vocación, lo que más me gustaba hacer.

P. M.: Hasta ahora, observo, que sus publicaciones tienen un componente de ciencia ficción muy alto ¿por qué?
   J. A.: Bueno, me encanta ese género, pero no sólo la ciencia-ficción como tal, sino todo lo que tiene que ver con el misterio.

Tanto si es de terror, un thriller, un caso histórico relevante, todo ese componente que permanece como un género con cierto toque fantástico, pero que no tiene por qué. De hecho realmente leo de todo, me gusta disponer de mucha variedad a la hora de leer.

Creo que también se puede deber a que primero era cinéfilo antes de descubrir el gusto por la literatura. Ahora disfruto más con una buena novela que con cualquier película por muy buena que sea. Por desgracia en este país no sucede lo mismo.

P. M.: ¿Cuál ha sido la base documental para redactar El testamento de Atlantia?

  J. A.: En realidad es uno de mis misterios favoritos. Creo sinceramente que la historia no es realmente como nos han contado en los libros de texto. Y si juntamos que me apasiona la historia y las raíces de lo que somos hoy en día, pues el resto es sólo juntar las piezas del puzzle. Mi base documental ha sido muy variada; primero vi todo lo que la red podía ofrecerme, después me compré algunos libros antiguos que hablaban del tema, algunos tan antiguos que me costó encontrar. También visualicé decenas de documentales que hablaban de las más diversas teorías sobre ese origen de una civilización de más de 10.000 años.

Leí artículos en revistas, no sólo en papel, sino también en blogs que mencionaban el tema. Fue como juntar en una inmensa coctelera enormes cantidades de material, pero no todo era fantástico. También estaba atento a lo que le mundo de la arqueología podía decir al respecto. Algunos hallazgos realizados en los últimos 8 o 9 años no han hecho sino alimentar mi deseo de escribir sobre el tema.

P. M.: Sé que los mapas que aparecen al final del libro han sido realizados por usted ¿por qué?

  J. A.: Básicamente para no incurrir en ningún tipo de plagio. Me hubiera gustado haber sacado un par de mapas más, pero no era fácil su elaboración, y dado que tampoco es vital para la historia, decidí dejar un sencillo mapa sobre la expansión de los pueblos atlantes por África. Quizá me dejé América, que también tiene su importancia, pero la historia de la novela incide un poco más en el lado africano.
Además del mapa incluí dos fotografías para darle más credibilidad al hallazgo con el que comienza la historia.

¿Le ha costado mucho componer el puzzle de esta historia, teniendo en cuenta que transcurre a caballo entre Europa, África, América -Norte y Sur- Asia y… en distintas ciudades del mundo, con acciones simultáneas en un mismo día?

En realidad sí. Básicamente por la cantidad de información contradictoria que llegó a mis manos. De ahí tenía que componer una trama lo más creíble posible que enlazara hallazgos reales con mitos antiguos pero conocidos entre los amantes del misterio. Fue realmente difícil, porque había semanas que pensaba una cosa, y a la semana siguiente pensaba que era de otra manera. Fue bastante caótico.

Además tampoco quería que fuera una especie de ensayo sobre la Atlántida, quería que hubiera una historia, unos personajes que vivieran la experiencia con un componente emocional, que reaccionaran de manera diversa, y que mezclara también ese sabor que dejan las historias conspiranoicas.

P. M.: ¿Cree realmente que el continente de la Atlántida existió?

  J. A.: Esa es la pregunta del millón. No sé, si me lo preguntas al poco de estar recopilando la información te diría una cosa y probablemente ahora te dijera otra. Sinceramente no creo que fuera un continente como tal, sino más bien alguna isla que desapareciera. El mito del Diluvio Universal es común en todas las culturas del mundo, por lo tanto creo que un componente veraz sí que tiene.

De hecho si lo piensas bien es lógico. Hace 20.000 años había una cantidad de hielo enorme que cubría casi la mitad del hemisferio norte, y cuando ese hielo se fue derritiendo las aguas subieron bastante el nivel del mar. Si tenemos en cuenta que las ciudades normalmente se fundan en las orillas de los ríos o cerca del mar…, muchos de esos pueblos tuvieron un serio problema. Esos desastres, que fueron comunes en todo el mundo, dieron origen al mito del Diluvio, y lo de menos es si esos pueblos los llamamos atlantes o de otro modo.

El problema es que todos, básicamente por desconocimiento de la historia, tendemos a creer que la civilización comenzó con los sumerios y los egipcios hará unos 5.000 años, y que desde entonces siempre hemos ido en una línea ascendente hasta nuestros días. Pero eso no es así.

Hay muchas pruebas que indican que antes de ellos el hombre no era tan tonto como nos lo han pintado, y que después tampoco hemos ido mejorando hasta nuestros días. Hay avance y retroceso. Pienso que irán apareciendo cada vez más pruebas que indiquen una antigüedad mucho más lejana en el tiempo de lo que la ciencia ortodoxa nos dice.

P. M.: A la hora de escribir El testamento de Atlantia ¿qué ha sido lo más complicado?

  J. A.: Elegir la teoría correcta y hacerla lo más veraz posible. Mi miedo era que se descubriera algo que contradijera totalmente mi novela. La escribí hace ya 3 años y desde entonces he estado muy atento a todo cuanto se mencionaba sobre el tema. No sé si acerté o no, pero creo que la historia tiene consistencia, más allá de si te crees que puede pasar eso o no.
También es muy complicado escribir sobre tantos lugares en los que ni has estado. Sé que puedes informarte, pero no lo vives de primera mano. Me pasó algo parecido con El Apóstata. Al final le das prevalencia a la historia en sí que a los detalles.
Y también fue muy complicado por la cantidad de personajes. Tenía que estar muy atento, y hacer fichas con la biografía de cada uno de ellos, para no despistarme y meter la pata. Es posible que tenga algún fallo, pero desde luego no es muy notorio.
Pues en realidad creo que fueron casi 2 años, unos 21 o 22 meses. De los cuales también salí con dolor de cabeza. Había más material que tuve que rechazar por falta de espacio. Tenía 3 finales distintos y finalmente me quedé con el menos largo.
Creo que era un reto esta novela que tenía que hacer. Tenía que tener mi versión de un tema que siempre me ha fascinado. He leído entre 4 y 5 novelas que tocaban el mismo tema, y en todas la trama era parecida. Yo me he querido apartar de eso, quería un enfoque distinto. La idea de que la historia de los últimos atlantes podía llegarnos escrita por ellos, que hilara con hechos reales que conocemos, que tuviera su unión con los mitos de las primeras civilizaciones conocidas. Quería una versión un poco distinta de un tema tan trillado con la Atlántida.
P. M.: Como lector ¿qué prefiere: libro en papel o electrónico?
  J. A.:De momento sólo leo en papel. Sé que el libro electrónico tiene sus ventajas, sobre todo por el espacio, pero no sé, quizá sea un romántico y de momento me quedo con el papel. Aunque no descarto a los libros electrónicos.
P. M.: ¿Cuál es su género favorito? y ¿sus autores preferidos?
  J. A.: Es difícil para mí decirte un género favorito, prefiero hablarte de libros favoritos. No quiero distinguir por género, me quedo en si el libro me ha llegado o no. Quiero que me transmitan cosas, que me emocionen. Por ejemplo, me gustan los dos libros de Ken Follet sobre el siglo XX, La caída de los gigantes y El invierno del mundo. También leo literatura fantástica, thrillers. Me gusta, por ejemplo Matilde Asensi, o la trilogía Millenium. No tengo un género definido. Si es por temas te diría que me gusta la historia y las tramas conspiranoicas, pero no me cierro a nada.
P. M.: ¿Qué está leyendo ahora mismo?
  J. A.: Pues ahora mismo he empezado a leer El anarquista que se llamaba como yo, de Pablo Martín Sánchez. Y terminé hace dos días El maestro del Prado de Javier Sierra.
P. M.: ¿Qué manías tiene a la hora de escribir?
  J. A.: La soledad, necesito estar solo, y también escuchar música mientras me inspiro. La música me traslada a lugares lejanos, me transmite emociones que después plasmo en el papel.
P. M.: Cuéntenos alguna curiosidad literaria, personal, que le haya sucedido y no lo haya hecho hasta ahora.
J. A.: Pues siento decir que ahora no recuerdo ninguna que merezca la pena.

P. M.: Su próximo proyecto ¿es…?
  J. A.: Mi próximo proyecto no será con el pseudónimo de Jan Alan, sino que será el primero que firmaré con mi nombre; Juan A. Aparicio.
No es que Jan Alan no vaya a sacar más libros, pero creo que el próximo libro no es del estilo creado por Jan Alan. Decidí que mantendría dos estilos distintos. Digamos que lo más fantástico lo dejaré para Jan Alan.
Se trata de una historia sobre la fama, y el arte de escribir. Sobre si todo vale con tal de alcanzar dicha fama. No puedo desvelar nada más, puesto que aún queda lejano.
P. M.: Suerte, y muchas gracias, Jan.


 Marzo 2015. Una aventura distinta, pero con el sello Jan Alan.

M. C.: Hola Jan, encantada de saludarte de nuevo. Ha pasado ya año y medio desde la publicación de "El testamento de Atlantia", y creo que me comentaste que este año 15 publicarías con tu propio nombre, sin pseudónimos. ¿Está la cosa ya avanzada?

  J. A.: Bueno sí, es cierto que tengo una nueva obra que podría salir este mismo verano, o quizá algo después, pero la noticia está en que seguirá bajo el nombre de Jan Alan.

M. C.: Vaya. Esa sí que es una sorpresa. ¿Qué ha pasado para que cambies de opinión meses más tarde?, ¿o no estamos hablando de la misma novela?

  J. A.: Sí, es la misma, pero leyéndola de nuevo comprobé que no es tan distinta a lo hecho anteriormente. Digamos que es diferente por completo a "El testamento...", y "El Apóstata", pero no demasiado lejos de mis obras con Atlantis.

M. C.: ¿Me puedes adelantar algo sobre la misma? ¿Al menos la temática? Háblame un poco de ella.

  J. A.: Lo único que puedo decir por ahora es que no va de asuntos épicos ni fantásticos. Que se desarrolla en un entorno cercano, y que es un poco una reivindicación del oficio de escritor. Más relajada, aunque no exenta de emociones fuertes.

M. C.: Me suena como más madura, ¿me equivoco?

  J. A.: No lo sé, eso tendrán que juzgarlo otros. En cuanto esté lista te mandaré una copia.

M. C.: La estaré esperando con mucho gusto. Dime Jan, ¿cómo te ha ido finalmente con tu última novela?, ¿mejor o peor de lo esperado? ¿Crees que "El testamento..." fue de verdad tu mejor apuesta?

  J. A.: Sinceramente creo que sí. Es verdad que de ventas no ha llegado a agotar la edición, pero ha superado en ventas a mis anteriores 3 libros, y teniendo en cuenta que la primera fue un éxito por ser la primera..., creo que no ha estado del todo mal. Es verdad que podría haber ido mejor, que la promoción es complicada, y que dadas las circunstancias de esta ciudad, de la crisis, y de cómo está el mercado de los libros,... Pues sí, estoy relativamente contento. Y no, aún no se puede vivir de esto, ni mucho menos.

M. C.: (Risas) Desde luego. El mercado está como está. No te creas que muchos pueden vivir de las ventas, y de hecho muchas editoriales han desaparecido. Y dime Jan, ¿para cuándo estará en la calle, y podrías adelantar aunque sólo fuera el título?

  J. A.: No lo sé, depende de cosas que no están en mi mano. Espero que para antes de septiembre, y no, aún no puedo desvelar el título. Cuando la obra está en proceso entonces diré el título, y tú serás la primera en saberlo.

M. C.: Bueno Jan. Esperaremos ansiosos tu próxima novela, y que tengas suerte.

  J. A.: Un placer como siempre.



Septiembre 2015. La madurez de un autor prolífico.

M. C.: Buenos días Jan, he leído ya tu última novela y he de decir que me ha impresionado. No es como ninguna de las anteriores, la veo más entera, más madura. Es la primera que veo que no pretendes forzar al lector. ¿Cómo se te ocurrió "El creador de historias?, ¿qué intentas transmitir?

    J. A.: En realidad me inspiré en cualquiera de esas casas que están semiocultas en mi barrio. Cada una de ellas supongo que tendrá su historia, y me pregunto por qué no albergar a un escritor cansado de éxito. Después le añadí un protagonista con el que me siento algo identificado, un poco de amor robado, del que hasta ahora no me había ni acercado, y... ya está. Creo que es como una oda al oficio siempre peculiar y difícil de escritor. Somos como una raza aparte, pero con los mismos defectos y errores que el resto del mundo. Luego, claro está, hay un hilo misterioso que sólo se desenvuelve llegando al final, un misterio que nos guarda el escritor moribundo para el final.

M. C.: En nuestro anterior encuentro te pregunté el por qué no hacerlo con tu nombre, por qué seguir como Jan Alan, al leerla ya entiendo por qué, la verdad es que tampoco la veo fuera de tu sello. Sólo más madura y con mejores diálogos. Me gustó sobre todo desde la mitad hacia el final. No pude dejar de leerla, y la verdad es que se lee bien y fácil. Háblame de Daniel, el personaje principal, ¿te ves reflejado en él?, ¿eres tú mismo?

   J. A.: Bueno... he dicho antes que un poco soy yo, pero tampoco diría que es autobiográfico, porque no lo es, es sólo un punto de partida. El personaje de Dani puede ser cualquier aspirante a escritor, que tiene algo de talento, pero que tampoco lo rompe, y tampoco cuenta con padrino. Del mismo modo que es algo inseguro en las relaciones sociales o amorosas. Quizá no seduce, no es ningún genio, pero tampoco lo pretende. Es un poco una novela de gente normal, con gente normal, para gente normal, sobre cosas que podrían suceder, algunas muy trágicas, a las que normalmente no le prestamos la debida atención. No es tan sencilla como parece a simple vista, tiene varias lecturas, solo que ésta vez las he solapado para quizá hacer trabajar un poco al posible lector.

M. C.: ¿Compartes esa idea del escritor de que somos creados por algún ser superior, de que quizá todos somos creados como en una inmensa obra literaria?

    J. A.: Alguna vez lo he imaginado sí, pero creo que esto sería interesante dentro de un campo más filosófico. Sé que cuando escribes en el fondo creas mundos nuevos, y tú para ese mundo eres como Dios. Sólo hace falta que alguien que está enfermo de vanidad, porque quizá ha salido de muy abajo, y no tenido nada fácil avanzar en la vida, se lo crea como real para intentar transmitirlo con ímpetu. Creo que la idea no es nueva, que ya ha sido usada otras veces, pero sinceramente creo que no como en esta novela.

M. C.: Luego está lo que revela, resulta a veces un tanto inverosímil. Está contando no sólo equivocaciones, sino auténticos delitos. ¿No crees que termina paranoico el personaje de Juan Ignacio?

   J. A.: Yo lo veo como un personaje consciente de su final, ya no tiene nada que perder, sólo le queda la sinceridad como arma, y después esperar. No intenta ganarse a nadie, ni congraciarse con nada. Es él, simplemente, el creador de historias.

M. C.: Introduces también por primera vez el tema del amor, al menos de forma clara. ¿Supuso algún reto, alguien te lo había pedido?, ¿o salió de forma natural?

   J. A.: Bueno, si has leído la novela verás que sale de forma natural. No es un enamoramiento clásico, es más como la realidad. El chico puede quedar impresionado por la chica, por su belleza, por la sensualidad que transmite, pero él no está acostumbrado, trastoca todos sus planes, ya no sabe por qué hace lo que hace, sino que seguirá yendo al mismo lugar para verla a ella. Es como una historia además de la historia, y totalmente natural y coherente.

M. C.: Resulta chocante la transformación de Daniel respecto al personaje del escritor, de Juan Ignacio, al principio parece demasiado comedido, demasiado prudente y distante, después su concepción sobre él cambia desde que aparece su hija. Digamos que lo odia sin haber llegado a conocerlo. ¿Se puede interpretar como un acto voluntario de empatía hacia la hija del escritor, o acaso de amor?

   J. A.: Totalmente. Llega incluso a odiar el difícil oficio de escritor por un tiempo. Aunque después necesita él mismo de ese oficio para acercarse de nuevo a lo que siente por ella. Es su manera de conquistarla, o al menos de llamar su atención.

M. C.: Para mí el momento culmen es cuando él la descubre, hay un momento que piensas que puede pasar cualquier cosa, pero bueno..., no quiero aquí destripar la novela. Me ha gustado mucho, la veo la más sencilla de leer, pero al mismo tiempo la más complicada por sus muchas interpretaciones, y sobre todo..., la que los personajes se imponen a la historia en sí. Enhorabuena.

   J. A.: Muchas gracias.

M. C.: Te espero en alguna presentación, o en alguna feria importante.

   J. A.: Ya veremos lo que hacemos. La promoción será larga, y espero que tenga éxito.

M. C.: Yo apuesto a que sí. Buen trabajo Jan, nos vemos..


Charlamos con Jan Alan… (Entrevista realizada por Paco Marín para Cartagenaactualidad.com) Diciembre 2015
 

P.- ¿Desde cuándo y por qué escribe?
R.- Empecé mientras vivía en Barcelona hace ahora 20 años, es cierto que de forma improvisada y no continua. Y digamos que de forma regular…, pues desde el 2006, justo cuando preparaba la que sería mi primera novela. Antes de eso me había presentado a dos concursos literarios, ganando uno de ellos en el año 2000.
Y escribo porque me gusta, me gusta leer y escribir, me encanta la creación, y es cierto que si no hubiera recibido buenas críticas cuando gané ese concurso literario en el año 2000, a lo mejor no habría seguido. A veces es importante recibir un espaldarazo, de lo contrario es fácil caer en el desánimo. Sé que aún me queda mucho por mejorar, pero siempre pienso que lo mejor de mí está por llegar. No hay nada como ponerse retos uno mismo.

P.- He observado en esta novela que ha cambiado de registro, respecto a sus novelas anteriores, ¿no quiere ser encasillado? o ¿quiere explorar nuevos campos?
R.- Creo simplemente que me apetecía hacer otra cosa, al principio creí que había salido tan distinto que tendría que emplear otro nombre, algo como firmar con mi verdadero nombre, sin pseudónimo, pero después comprendí que era un camino tortuoso ese, y que bastante tenía con un nombre como autor. Además de que al leerla de nuevo me vi reflejado en ella, que tenía ese misterio que siempre subyace en cualquiera de mis obras. Sólo es abrir un poco más las miras, aunque creo que sigo siendo reconocible.

P.- ¿Cuándo, cómo y por qué nace El creador de historias?
R.- Nace sobre una pregunta, o reflexión, que a menudo me hacía… ¿Es el escritor como un dios menor? El creador de historias crea un mundo imaginario en el que viven seres más creíbles que otros, pero que conforman el universo de la mente de su autor. Es como un paralelismo con la vida misma. Es como jugar a ser dioses. Después lo llevé a mi barrio, algo que he visto crecer y evolucionar durante más de 3 décadas, y me imaginaba esas mansiones, o casonas, grandes y medio abandonadas, y me preguntaba qué historias guardaban. Qué secretos se ocultan tras sus paredes, ajenos a las gentes del lugar. ¿Y por qué no…? Un escritor famoso en otros tiempos, y ahora venido a menos, podría ser uno de esos que ocultan secretos que necesitan salir a la luz. Luego está la figura del aprendiz, el chico que intenta labrarse un futuro como escritor, y que hace críticas para alguna revista, y que por lo visto ha llamado la atención de ese dinosaurio moribundo de las letras.
La idea me vino antes incluso de acabar el anterior El testamento de Atlantia. Quería hacer algo más liviano, más cercano, más íntimo. Menos personajes, más reconocibles.
En el fondo pienso que es como una especie de oda al oficio, siempre difícil y tan poco reconocido, de escritor.

P.- ¿Cuánto hay de usted en esta historia?
R.- Creo que bastante. Me he visto un poco más en el personaje de Daniel, en alguien que intenta vivir de lo que le apasiona, pero que aún tiene mucho que demostrar. Y luego está la casa, también protagonista, que podría ser cualquiera de las que veo dando un simple paseo por mi barrio. Con su verja, sus enredaderas, y esas ventanas aparentemente vacías. Necesitaba una historia más cercana, que hiciera un poco reflexionar acerca de la fama, y de si todo vale con tal de tenerla. De si el reconocimiento está por encima de la familia o no. Creo que esta historia también se pregunta si hay gente que antepone su ego al cariño de las personas que le rodean.

P.- ¿Es todo ficción o hay retazos de realidad?
R.- La historia en sí es toda ficción. Lo que pasa es que evidentemente hay menciones de editoriales y algún que otro autor que son reales. Se trata de dotar a la historia de la mayor credibilidad posible, y cuando un amigo que la leyó me dijo… “eh, ¿pero es cierto, dónde está este tipo? ¿Qué casa es?… Y demás cosas, pues piensas que un poco creíble sí que es. Y eso es bueno, me gustó esa reacción.

P.- ¿Quién es Juan Ignacio Martínez Quesada?
R.- Digamos que el ‘creador de historias’, o ese escritor que saboreó las mieles del triunfo ocultando una vida personal más turbulenta. Es como un cliché, la figura de ese genio que se hace a sí mismo a través de una vida dura, y al que todo le vale con tal que conseguir sus metas. Tanto es así que se olvida que puede herir a quien tiene cerca.
Es un luchador, un luchador nato, aunque no sabría decir si un triunfador. Creo que cuando se sabe cercano a su fin es cuando se da cuenta de que necesita expiar sus culpas. Está arrepentido, pero no sabe pronunciarse más que con los libros. Toda su vida cabe en los libros que ha escrito. Cada uno de ellos reflejo fiel de su momento.

P.- He de decirle que el cambio que ha sufrido su escritura desde El Apóstata es más que evidente ¿qué ha cambiado? ¿Qué sistema de trabajo sigue?
R.- Bueno, como he dicho antes, me gusta evolucionar, no estancarme. Creo que debo de exigirme siempre lo máximo, y aun así ser humilde para saber que siempre habrá mucho por mejorar. Quería alejarme un poco de esas historias que puedo leer a menudo, y centrarme en algo cercano. En esa reflexión que antes he dicho, en una idea.
Básicamente ha cambiado que he leído mucho, que cada vez leo más, y que incluso las críticas me pueden hacer mejorar y evolucionar.

P.- Además de escribir, dentro de la literatura ¿se dedica a otros menesteres?
R.- Profesionalmente diría que no, pero desde que empecé no he dejado de profundizar en este mundo de lobos, como alguien me dijo un día. He realizado cursos de ‘lector profesional’, de ‘corrector profesional’, además de alguno que otro de escritura creativa. Me gustaría involucrarme más en el complicado mundo de las editoriales actuales, de esas de impresión bajo demanda (POD), además de mejorar mis conocimientos informáticos y de diseño web.
También he realizado algún que otro encargo como ‘escritor fantasma’. No tengo otro trabajo y digamos que todo suma.

P.- ¿Cuáles son sus géneros y autores favoritos?
R.- No me gusta leer sobre un solo género. Creo que para aprender hay que leer mucho y variado. No niego mi predilección sobre el género de suspense o thriller, también me gusta la fantasía, la ciencia-ficción, y los de novela histórica. Leo tanto nacionales como extranjeros, y si tuviera que decir a tres autores de los que más leo, éstos podrían ser; Stephen King, Ken Follet, y Anne Rice. Por decir algunos, aunque me gusta más decir libros que me gustan que sobre autores en sí.

P.- ¿Qué está leyendo ahora mismo?
R.- Pues ahora mismo estoy acabando de leer Ofrenda a la tormenta de Dolores Redondo, el tercer y último libro de la trilogía sobre los crímenes del valle del Baztán. Muy bueno, como los anteriores. No me extraña que incluso una productora haya comprado los derechos para llevarlo a la gran pantalla.

P.- Como lector, prefiere: ¿Libro electrónico o en papel?
R.- Es curioso que me preguntes eso, porque siempre he defendido los libros en papel sobre los ebook, pero desde que tengo uno, desde que me lo regalaron…, la verdad es que leo más rápido y mejor en ebook que en papel. A ver…, soy tradicional, y sigo prefiriendo tocar la portada, ver pasar las hojas, el olor de un buen libro,… y todo eso, pero el ebook es una muy buena herramienta para leer casi en cualquier parte y en cualquier momento que sea propicio, que para mí suele ser casi siempre por la noche. Además éste en concreto tiene luz y eso hace que no tengas que tener la luz encendida con lo que eso conlleva. Diría que, aunque hay mucho más en papel en mi discreta colección de libros, los ebook cada vez se imponen más, y al final terminarán por sepultar a los otros. Por cuestión de comodidad y espacio. De momento, y sólo de momento, aún gana el papel.

P.- ¿Qué manías tiene a la hora de escribir?
R.- Creo que podrían ser las más comunes entre los escritores; prefiero rodearme de oscuridad, que sólo la pantalla esté iluminada, soledad para concentrarme, y quizá, aunque no siempre, una música de fondo, de modo que sea como la banda sonora de la historia que trato de plasmar. Aunque nunca tan alta que no escuche mis propios pensamientos.
Nunca escribo por las mañanas, suelo hacerlo en la siesta, y también por la noche. Las noches por lo general son más creativas. Aunque no me preguntes por qué.
Entre novela y novela, suelo escribir dos o tres relatos cortos, a modo de prueba o entrenamiento, o para presentarme a algún concurso. Ahí es dónde satisfago mis otras maneras de escribir. Y esa novela acabada no la vuelvo a ver hasta pasado un tiempo, más o menos un año o así, y después la reviso y corrijo. Es increíble, los fallos que en su día se me pasaron. Hasta ahora ese era mi ‘modus operandi’, pero leí hace poco un libro de Stephen King en el que él da aún dos vueltas más de tuerca, y después de sus tres revisiones hace que tres lectores de su confianza le den su opinión, y pienso que es un buen método. En adelante haré eso también, la cuestión es depurar la obra lo mejor que se pueda antes de llevarla a imprenta.

P.- Relate alguna curiosidad literaria personal que le haya ocurrido y esté inédita hasta ahora.
R.- Bueno…, no sé si es una curiosidad literaria o no, pero a veces viendo una película tengo la sensación de que se me revela toda la trama con una facilidad pasmosa, es como si viera los personajes, entendieran por qué están, qué representan en la historia, y ésta la viera clara. Creo que podría ser debido a lo que leo y escribo, a que te acostumbras y te entrenas para ser un ‘creador de historias’, y que después no puedes evitar verlo en cualquier sitio, y en cualquier circunstancia. Es como la deformación profesional.

P.- Sus planes a corto y medio plazo ¿son?
R.- Bueno, a corto plazo está claro que me gustaría promocionar y tratar de vender este libro. Intentar ver si puedo llevarlo a alguna feria del libro, y que salga de Cartagena, aunque sé que está muy complicado el panorama.
También me gustaría realizar un curso de guionista, que complementaria los otros cursos ya realizados. Me interesa mucho el cine.
Después seguir este año próximo haciendo algún relato corto para presentarlo a concurso, y tengo pendiente aún dos libros encargados por un cliente del norte de España.
Mi próxima novela ya está acabada en un primer boceto aunque aún le quedan muchas vueltas por rodar todavía. Y como suele ser normal en mí, de nuevo no tiene nada que ver con ésta última. Digamos que vuelve un poco más la trama fantástica, aunque para eso aún faltan dos años.